Tackleando en la nueva generación

Desde el 20 de agosto podés disfrutar Madden NFL 22, el prestigioso juego de fútbol americano desarrollado por el estudio EA Tiburon y publicado por Electronic Arts. Está disponible en PlayStation 4 y 5, Xbox One y Series y PC. Cabe destacar que las versiones de PS5 y Xbox Series cuentan con una mejoría técnica trabajada exclusivamente para estas dos consolas. Este análisis fue realizado en una PlayStation 5 gracias a un código amablemente cedido por EA

Si bien está más que transparente que el impacto de Madden en el cono sur del mundo es medio-bajo, sería un grave error dejar pasar la repercusión que tiene en el resto del mundo, sobre todo en norteamérica, donde recaudan casi todo el presupuesto de desarrollo y publicación con las preventas de esa zona geográfica (y posteriormente con microtransacciones de los modos que explicaremos luego). Poniendo en contexto a quienes desconocían, la franquicia de Madden NFL viene realizándose desde los años 80 y Madden NFL 22 es el juego número 35, por ende, es innegable la trayectoria y recepción tan sólida que tiene este simulador deportivo.

Al igual que sucede en videojuegos como FIFA, Madden NFL 22 también se caracteriza por tener distintos modos. El más competitivo (y recaudador) es Ultimate Team, cuyas mecánicas son iguales a las de fútbol soccer; también está habilitado el The Yard, que serán partidas de 6 vs 6 en variados escenarios urbanos al estilo Volta; Franchise Mode, donde se utiliza a un equipo por varias temporadas; Superstar KO, básicamente una partida rápida y casual y por último el Face of the Franchise, donde se le dará la posibilidad al jugador de disfrutar partidos con un rol específico, ya sea quarterback, corredor libre, linebacker o receptor. 

Recorriendo el apartado audiovisual, estamos frente a los mejores cañones de EA. La versión analizada de PlayStation 5 explota de realidad en cada píxel. Si se compara con versiones previas, ya sea Madden NFL 21 o Madden NFL 20, se puede diferenciar claramente una mejoría de funcionamiento en los motores gráficos, optimización en el posicionamiento de las piernas y físicas de los jugadores, los estadios y el movimiento de la pelota que definitivamente no tienen nada que envidiarle a un partido de la vida real visto por TV. Por primera vez vemos personas con diferentes caras y animaciones en las canchas, se destaca el arduo trabajo en ese aspecto.

Analizando toda la información transmitida por la jugabilidad podemos deducir que el ya conocido Dynamic Gameplay es de las mejores prácticas aplicadas en Madden NFL 22. Entre ellas está el Gameday Momentum, que puede aparecer o no, pues dependen de muchos factores. En síntesis, es un tiempo y espacio donde vas a poder sentir la tensión del ambiente, tanto en las tribunas como en los jugadores, puntualmente en el comportamiento del quarterback. Esto puede influir de forma positiva o negativa, ya sea errando pases súper básicos o generando jugadas que son un escándalo y que producen una revolución en los estadios. Este momento clave se ve reflejado en una barra que se carga por encima de la estamina. Por otra parte, los fuertes avances en la IA salen a relucir tanto las predicciones durante los partidos, como así también estadísticamente hablando en los modos; la inteligencia artificial tuvo ajustes que merecen ser aplaudidos.

Para concluir, Madden NFL 22 es un simulador de fútbol americano muy completo, pero sobre todo es uno de los primeros juegos deportivos que comienza a apostar y aprovecharse de las nuevas cualidades next-gen, trabajando en las cosas que tanto se reclamaron en la generación anterior. Vemos un verdadero «manos a la obra» por parte de EA. Nos sacamos el sombrero ante ellos por acompañar a la exigente comunidad gamer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.