Bright Memory Infinite | REVIEW

Acción, disparos, espadas y criaturas impresionantes nos reciben en este fantástico shooter en primera persona.

Bright Memory Infinite es un título desarrollado desde sus comienzos como una simple demo por una sola persona (Zeng Xiancheng), quien demostró las capacidades reales del motor Unreal Engine 4 y todo lo que tiene para ofrecer. Luego, en asociación con la empresa de videojuegos Playism y FYQD-Studio, presentan esta extensión del título original lleno de novedades y con un apartado gráfico para sacarse el sombrero.

Para conocer un poco la historia de este título, este se encuentra situado en el año 2036 cuando, a raíz de un agujero negro, nuestro planeta comienza a verse afectado por un mundo paralelo del que provienen criaturas y enemigos de apariencia antigua, como si estuviésemos enfrentándonos a guerreros de troya, pero más poderosos y desafiantes y con habilidades sobrenaturales.

El jugador interpretará a Sheila, quien trabaja para una organización que busca restaurar el orden. Ella se enfrentará tanto a los enemigos especiales, como a otras organizaciones que buscan hacerse con un objeto de muchísimo valor que rige las normas del espacio tiempo en esta realidad.

Si bien el título busca tener un lore que llame la atención del jugador, es muy corto en términos de duración para lograr un compromiso con toda la historia, por lo que principalmente se centra en la acción y en un nivel de gameplay dinámico.

Desde el comienzo, el jugador tendrá la posibilidad de utilizar armas de fuego como metralleta, pistolas automáticas, rifles de francotirador y escopetas. También, sumada a la acción FPS innata que el juego posee, se contará con habilidades de katana y pulsos electromagnéticos, que dan como resultado un sinfín de adrenalina y pizcas de dinamismo.

El usuario podrá levantar a sus rivales por los aires con un simple agite de su espada, golpear el piso con una fuerza demoledora, utilizar balas rastreadoras, granadas de impacto y muchísimas otras ofertas para ampliar la variedad y la creatividad con la que quiera superar los desafíos.

Todo este abanico de posibilidades a la hora de atravesar el juego podrá ser mejorado mediante items que se podrán lootear en los distintos mapas (muchos de ellos escondidos), por lo que siempre es recomendable explorar la totalidad de espacios y sitios escondidos.

Durante esta aventura también habrá momentos clave donde se presentarán enemigos finales o bosses que plantearán una estrategia distinta en los enfrentamientos, y en donde se utilizarán todas las skills disponibles y muchísima movilidad para evitar ser masacrados por el daño masivo que puedan causar.

Bright Memory Infinite es extremadamente corto, más específicamente tiene una duración aproximada de dos horas y media en dificultades difíciles. Sin embargo, hay un importante grado de rejugabilidad en distintos aspectos, por ejemplo, al dar al jugador nuevas skins o productos cosméticos desbloqueables luego de cumplir distintas misiones.

Dejando lo mejor del análisis para el final, es crucial mencionar el apartado gráfico. Aquí se denotan cualidades increíbles tanto de texturas, iluminación, efectos y, por sobre todas las cosas, optimización. Todo funciona excelente y da una impresión íntegra espectacular, ofreciendo realismo y una sensación de inmersión a todo este mundo al que podríamos llamar apocalíptico.

En conclusión, Bright Memory Infinite vino a dejar un listón a nivel calidad muy alto, y nos da una pequeña prueba de todo lo que su propio creador tiene para ofrecer. Es una obra para disfrutar cada minuto, para dejarse llevar por los constantes tiroteos y sus espectaculares escenarios, incluso para aquel jugador que no dispone de mucho tiempo. Totalmente recomendado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.