Golf Club Wasteland | REVIEW

Disfrutar del golf sobre los restos de la humanidad

El título no es más que un preludio de lo esperado. Vivir en la Tierra dejó de ser una opción debido a la gran catástrofe ocurrida en la década de 2030. Los sobrevivientes más pudientes radicados en Marte, más precisamente en Tesla City, pasan su tiempo volviendo a la Tierra para disfrutar del golf sobre museos abandonados, monumentos corrompidos y paisajes desolados.

Golf Club Wasteland es un plataformero con la temática deportiva del golf, pero esconde ser un divertido puzzle game, donde se premia al ingenio y la precisión sobre una atmósfera cargada de tristeza y soledad. Este juegofue creado por la compañía Demagog Studio y distribuida por la empresa polaca Untold Tales. Este nuevo lanzamiento se encuentra disponible desde el 3 de septiembre para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

Para abrirse paso por los 35 escenarios, solo contarás como arma cuatro mecánicas: apuntar, calibrar el tiro, mover la cámara y disparar. A nivel técnico, puede parecer poco, pero es ahí donde radica la dificultad: usar elementos minimalistas para descifrar los tiros necesarios para dar el tiro al blanco. Siguiendo con la temática, la dificultad crece a medida que logres tener éxito sobre los niveles, con lo cual, más allá del modo elegido, el juego exige que estés preparado para superar la frustración de errar infinidad de disparos.

Hablando de modos de juego, Golf Club Wasteland cuenta con tres desafíos: Story Mode, Challenge Mode y por último Iron Mode. El primero es el modo historia, donde el jugador casual puede disfrutar el camino y tener una noción básica de las mecánicas, sumado a la ventaja de que todos los niveles se pueden saltear. Para todos aquellos que busquen un desafío extra, tanto en cantidad de tiros como en resolución de acertijos, quizás este sea el modo más indicado para disfrutar la obra. Finalmente, y solo para el jugador hardcore, se encuentra el Iron Mode, donde no hay espacio para el error, y donde la precisión y la toma de decisiones marcarán tu camino a conquistar todos los desafíos.

Estéticamente, alcanzar la esencia justa entre la decadencia y la belleza de las ciudades en un nuevo entorno postapocalíptico no es algo fácil de ejecutar, pero los desarrolladores lograron sobrepasar cualquier expectativa. Los escenarios son muy variados, ya que cuentan con fábricas abandonadas y barcos, plazas o subterráneos; cada uno con sus propios desafíos y dificultades, sin duda un detalle que suma a la experiencia de juego y que le da frescura a cada nuevo nivel.

Para acompañar la fría soledad de la Tierra, en cada stage y de forma ininterrumpida, la transmisión de Radio Nostalgia será la única compañía en esta travesía, siendo la misma una mezcla de podcast con los habitantes de Marte sobrevivientes de la Tierra y una playlist de una muy buena música tecno.

Como frutilla del postre, Golf Club Wasteland posee infinidad de mensajes ocultos y referencias a la cultura pop de esta década. Pasar el modo historia no solo permite seguir al siguiente desafío, sino que también te regala un álbum con arte conceptual con todo el lore del juego y por otro lado todo el soundtrack que escuchaste; sin duda estos son detalles que marcan la diferencia: diferencias que hacen a un buen juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.