Convertite en el peligro de las profundidades (y superficies) con Maneater.

El estudio Tripwire Interactive, gratificados por el indiscutible éxito de Maneater y a casi un año del lanzamiento en consolas y PC, no dudó en llevar su título de tiburones a Nintendo Switch. Desde el 25 de mayo ya podés disfrutar esta experiencia subacuática en modo portátil y dock, así como también en PlayStation 5 y Xbox Series X

Poniendo en contexto la aventura, Maneater invita a ponerse en el control de un tiburón que busca venganza sobre el cazador que tomó la vida de su madre. A través de diferentes misiones principales y secundarias, todas ellas en aguas estadounidenses dentro de un mapa abierto gigante, la historia se desarrollará gradualmente con un hilo conductor bien guionado, entre chistes y folclore yankee muy pulcro.

Como se menciona anteriormente, este open world excelentemente diseñado pasea por todo tipo de aguas y ecosistemas marinos, desde situar al protagonista en mar abierto, ríos, arroyos, canales, pantanos y más, cada uno de ellos con diferentes peces, depredadores y cazadores. Los encargos son muy variados, por ejemplo: comer cierta cantidad de una especie de pez, romper un cartel alojado en alguna zona específica del mapa o asesinar a un cocodrilo gigante, pero el verdadero reto está en los «cazadores» que cumplen el rol de bosses. Si bien la dificultad del juego no se puede elegir, está muy bien equilibrada y ningún recado se vuelve repetitivo. 

A veces, «menos es más» o «calidad es mejor que cantidad», así es como el game design de Maneater resulta impecable para la ambición que tiene el juego. Cuenta únicamente con tres mecánicas: destruir, explorar y farmear para mejorar las skills. No hay innovación en ninguna de ellas, aunque es una mezcla que no defrauda a ningún gamer.

El tiburón del jugador es muy cómodo de manejar dado que los controles son súper intuitivos y, para sorpresa, se sienten naturales; comparándolo con otro contexto, sería como pilotear un juego de autos bien logrado. Esa es la experiencia de ponerse en la piel del depredador tanto con joy-cons como con un Pro Controller. Asimismo, varios combos de mordidas son posibles con la combinación de botones y a medida que crezca (a través de conseguir experiencia y comer muchos peces), se irán destrabando mejoras para la piel, órganos y sentidos biológicos, ya sean radares o boosts de estados frenéticos momentáneos. Estas modificaciones se cambian en las «grutas», bases en las que reaparecen cuando el protagonista muere o desea upgradear sus herramientas de depredador.

Gráficamente se aprecia un modelado 3D bien pulido, con animaciones de gran nivel y actuaciones de voz de alto calibre, ya sea en idioma inglés como en otros idiomas, incluido el español de España. Durante el 2020 disfrutamos del juego en PC con una fluidez audiovisual sobresaliente, este 2021 se transportó toda esa calidad técnica a la pequeña Nintendo Switch, tanto en modo portátil como en dock estamos ante un título bien optimizado.

En conclusión y, luego de haber probado previamente el juego en otras consolas, la versión de Nintendo Switch es la más acertada de todas. Maneater es un videojuego recomendable para cualquier persona con ganas de sumergirse en una historia perfectamente narrada y atrapante desde el momento que incursionan en el agua. La personalización es impecable y la variedad de tiburones para elegir es considerablemente amplia. La duración de la experiencia es de aproximadamente 14 horas y unas cuantas más para cumplir con las misiones secundarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.