La esencia de Stardew Valley y Pokémon en una hermosa obra.

De la mano de Merge Games, estudio responsable de icónicos videojuegos como Alex Kidd in Miracle World DX, llega Monster Harvest, una mágica entrega de aventura donde deberás desarrollar tu propia granja, crear monstruos que lucharán a tu lado y más. Disponible desde el 31 de agosto en PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Asimismo, ya tenés una versión demo en Steam y en la eShop que te permitirá jugar durante unos cuantos días (in-game). Esta review fue realizada en PC con un código amablemente cedido por la distribuidora.

Todo comienza en el pueblo Punto Planimal, una bellísima aldea llena de amigables NPCs que te acompañarán durante todo el transcurso de la historia con sus cordiales diálogos. Tu nueva vida arrancará en una pequeña casa con un amplio espacio al aire libre para dar inicio a la granja. Se te presentará un profesor (muy al estilo Pokémon) quien va a relatar los pilares del tutorial. Será el objetivo vital reconstruir el campo, agrandar tu hogar y llenarte de riquezas para también reparar el poblado. A diferencia de Stardew Valley o Animal Crossing, aquí entra en juego un factor de crianza de monstruos muy interesante compuesto por elementos básicos de RPG que calzan a la perfección. Otro objetivo colateral será acabar con la maliciosa corporación SlimeCo.

En cuanto a las mecánicas, Monster Harvest es prioritariamente un juego de simulación de vida, con posibilidad de sembrar y cosechar distintos cultivos, pescar y criar los antes ya mencionados y bien diseñados animales (72 posibilidades de combinación) que serán el arma y protección principal para explorar las mazmorras que, dicho sea de paso, cuentan con tesoros invaluables, pero que obviamente están plagadas de monstruos que intentarán impedir tu cometido. Encontrarás una importante variedad de semillas y cada una de ellas crecerá dependiendo de la estación del año en la que el jugador se halle.

Gráficamente es un juego muy particular y lindo en todos los aspectos visuales, ya que relucen los detalles en cada recoveco. Coexisten una calidad sublime de pixelart con algunos pequeños desfases 3D que, combinados, producen un resultado espectacular. El audio es vital en estos simuladores de vida, pues pasarás mucho tiempo en ellos, es así como Monster Harvest cuenta con una banda sonora muy armoniosa que se adapta perfecto a cada situación de la experiencia. 

La interfaz en la pantalla es bastante simple y trae consigo en primer plano las herramientas más utilizables en el día a día, como el hacha, la hoz, el pico y más. Esto hace que sea imposible no compararlo con lo ofrecido en otros títulos como Stardew Valley. La stamina también será otro punto a cuidar durante las horas del jugador en Monster Harvest, ya que es un recurso que se agota rápidamente. A diferencia de otras obras similares cuyo trabajo en granja agota de sobremanera al protagonista, este puede dormir una siesta y recargar energías para continuar trabajando o luchando durante ese mismo día, sin cambiar de fecha en el calendario.

En conclusión, Merge Games hizo un excelente trabajo mixeando los mejores ingredientes de los títulos antes mencionados al crear Monster Harvest. Desde CDF Gaming tuvimos la posibilidad de disfrutar la experiencia durante unas 30 horas que pasaron volando, continuamos con la intención de seguir progresando en el endgame y aguardar ansiosos por todo lo que esta desarrolladora nos ofrezca en el futuro. Súper recomendado para crear una rutina antiestrés y explorar en un mapa estupendamente diseñado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.