AGE OF EMPIRES IV | REVIEW 

Un grande emerge nuevamente del medioevo para hacer un rush con aldeanos en la Alta Edad Media

Luego de 16 largos años, Microsoft, la desarrolladora Relic Entertainment y el estudio World’s Edge han anunciado el lanzamiento de un nuevo y maravilloso capítulo que toma por sorpresa a los fanáticos del género: Age of Empires IV.

El desarrollo se realizó de forma muy discreta, habiéndose anunciado alrededor de 2017 y dejando a la comunidad gamer en ascuas ante la ausencia de grandes noticias acerca de su avance. Durante el 2021 Microsoft regresó con toda potencia a través de la publicación de un tráiler, en el que detalló todos los pormenores de la entrega y su fecha de lanzamiento, que será efectiva hasta el 28 de noviembre y que estará disponible solo para PC mediante Steam como así también incluido en el Xbox Game Pass.

Una idea vieja, pero un juego completamente nuevo

Age of Empires IV es un juego de estrategia en tiempo real (o RTS) de guerra medieval en donde el jugador controlará el destino del impulso de una civilización, pudiendo elegir entre ocho opciones representativas de la época. Aquí, deberá administrar los recursos económicos y militares para poder generar un floreciente imperio que aplastará (o no) con puño de hierro y cuidadosa estrategia a los adversarios que osen enfrentarse.

Se encuentran las clásicas modalidades de juego single-player:

  • Modo historia: consta de cuatro campañas en las que el jugador tomará parte y presenciará famosas batallas: La campaña Normanda en su conquista de Inglaterra; la campaña francesa con la Guerra de los 100 años y el gran retorno de la querida Juana de Arco; la campaña mongola, en donde se controlará a la Horda Dorada de Gengis Khan en su hambre de conquista y la campaña Rus (la civilización precedente de la actual Rusia). Lo curioso es que se experimentarán los eventos dentro de una línea temporal, enriqueciendo la inmersión de la evolución histórica.
  • Modo Arte de Guerra: al jugador se le presentarán diversos desafíos que afilarán su ingenio para realizar hazañas de estrategia militar y manejo de la economía.
  • Escaramuzas: se podrá participar de batallas individuales contra la IA en diversos modos y mapas generados de forma aleatoria.
  • Tutorial: los novatos podrán aprender mediante la práctica las mecánicas elementales.

El modo multiplayer no podrá ser en un inicio de modo competitivo, pero igualmente se podrán realizar batallas a lo largo y ancho del mundo, desafiando a otros jugadores con un gran abanico de posibilidades de elección de modos de juego, objetivos y mapas.

Un merecido heredero

Esta entrega demuestra haber tomado todos los aspectos positivos de los juegos antecesores de la saga (y otros RTS como Stronghold) y llevarlos a su grado máximo, implementando asimismo novedades que hacen de este episodio una experiencia nueva y fresca.

  • La lógica de las civilizaciones: siguiendo la tradición, el jugador podrá elegir entre ocho civilizaciones (ingleses, franceses, chinos, sultanato Delhi o indios, Dinastía Abassid, Rus y el Sacro Imperio Romano) las cuales están diseñadas con árboles de tecnologías únicos. Esto las diferencia de entregas previas ya que, si bien todos comparten similitudes, las diferentes tecnologías propias, edificios, unidades y perks de cada civilización hacen que el manejo de las mismas sea mucho más complejo y profundo, afectando a elementos claves como la producción económica, la resistencia de las unidades y edificios… hasta la habilidad única mongola de poder transportar los edificios de un lado al otro.
  • La lógica de las edades: como se ha visto en juegos como Age of Mythology, cada vez que se pase de edad, se podrá elegir dos ramas distintas que otorgarán un edificio único con propio bonus que complejizará aún más las posibilidades de planeación del imperio y su ejército.
  • La evolución de las civilizaciones: un detalle enormemente rico es que cada cultura tendrá una estética única no solo en edificios y lengua, sino en las mismas unidades que representarán aspectos estéticos clásicos de dichas sociedades con un gran nivel de detalle. Es muy llamativa la atención que le dio la desarrolladora a la ambientación, como por ejemplo el idioma en que hablan las unidades.
  • Mecánicas novedosas: los arqueros se pueden trepar a las murallas; las tropas pueden armar dispositivos de asedio como arietes y torres; las unidades melee pueden arrojar antorchas para incendiar edificios; los castillos y torres pueden arrojar brea o disparar balistas defensivas; ¡cuidado con las emboscadas! habrá claros en los bosques en donde escuadrones se podrán ocultar para tomar por sorpresa a los adversarios.

Una verdadera experiencia audiovisual e histórica

En cuanto a los aspectos técnicos, el juego ha superado en creces nuestras expectativas y las de sus predecesores, con un hermoso y atento detallismo a los mapas, edificios, unidades e iluminación que hará transcurrir el juego deleitando los ojos y al mismo tiempo picando a las unidades enemigas como carne con una fabulosa resolución 4K.

En cuanto a los parámetros auditivos, la entrega es extremadamente rica, puede percibir no solo las voces de las unidades, sino gritos de batalla y de victoria que emocionan y motivan a perseguir a ese arquero que se nos quiere escapar. Todo esto está ambientado gracias a una exquisita producción musical a cargo de Mikolai Stroinski quien fue el compositor de la banda sonora de The Witcher 3.

La experiencia de juego resultó ser soberbia, tanto por la jugabilidad como por el grado de inmersión que ofrece, ya que a medida que se va avanzando en el modo campaña se puede acceder a videos en 4K de los ambientes actuales en donde el juego transcurre, como así también a explicaciones personalizadas de la vida y la evolución tecnológica medieval, que resultan en el aprendizaje y el disfrute del juego al mismo tiempo.

Desde CDF Gaming se recomienda prestar muchísima atención a los fanáticos de la saga a esta entrega ya que no los va a decepcionar, por ende agarrenlo sin miedo, con cariño y…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.