BATTLETOADS – ANÁLISIS COMPLETO

Vuelven los sapos más divertidos luego de casi 26 años de extrañarlos en nuestras juegotecas.

Esta historia creada en la década de los noventa ahora regresa de la mano de Dlala Studios y editado por Microsoft Studios. Las nuevas aventuras de Rash, Zitz y Pimple estarán disponibles desde este 20 de agosto en Xbox One, PC (incluido en el Xbox game pass).

Para los que nunca experimentaron Battletoads, es muy difícil de catalogarlos en un género, ya que no termina de definirse por ninguno, pero es tentador decir que podría encuadrarse en un beat ‘em up, aunque claramente habrá que enfrentarse a resolver puzzles, fases de plataformas y niveles en los que habrá que esquivar infinidad de obstáculos.

La historia comienza con una escena de los sapos como prisioneros en un mundo alienígena, que da pie a muchas cinemáticas plagadas de diálogos y momentos de lo más cómicos y que se asemeja muy bien a los mejores guiones de una película de animación.

El juego cuenta con nuevas mecánicas que se apoyan en la lengua tan característica de los personajes, que utilizarán para comerse moscas y así recuperar su salud e incluso para acercar a sus rivales con el propósito de darles una verdadera golpiza. Adicionalmente, pueden utilizar chicles para inmovilizar a sus enemigos. Siguiendo con el gameplay, se podrá cambiar a cualquiera de los tres sapos, oprimiendo la cruz de dirección del  joystick. Cada personaje cuenta con diferentes tipos de combos y golpes que son el eje central de las peleas animadas.

En cuanto al apartado gráfico, se vislumbra un bien logrado esquema 2D que tiende a parecer dibujado y animado a mano (aunque no lo sea), por la calidad tan minuciosa de los jefes finales y su paleta de colores. También cuenta con una banda sonora muy rockera que impulsa una gran emoción cuando vamos avanzando por los variados 25 niveles, que dicho sea de paso, se dividen en cuatro actos con una duración aproximada entre 90 y 120 minutos cada uno. En ellos, un jefe con sus secuaces siempre estará vigilando e intentarán frenar el paso. Si bien algunos bosses son complejos de superar, no es imposible en absoluto.

Terminar esta historia llevará a próximamente entre seis y ocho horas a pesar de tener varios coleccionables en todos los niveles.En conclusión, la vuelta de Rash, Zitz y Pimple, que enamoró a toda la generación de la década de los 90, regresó para ganarse nuestro respeto una vez más. Pero ahora, haciendo un excelente trabajo desde lo visual y su banda sonora. Por cierto: algo recomendable es jugar de a tres personas en modo cooperativo y recorrer lo que experimentaron aquellos niños en la Nintendo NES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.