Diablo 2 Resurrected | REVIEW

A poco más de 20 años de su inolvidable estreno por parte de Blizzard, hoy volvemos a disfrutar de una joya que marcó la historia y la explotación de un nuevo género. Diablo 2 Resurrected ya está disponible en PC, Xbox One, Xbox Series X|S, PlayStation 4/5 y Nintendo Switch desde el 23 de septiembre de 2021.

Este título nos trae de regreso una hermosa obra de arte, un hack and slash que nos quitó horas y horas de vida pasando dungeons y buscando siempre el mejor equipo. Este análisis fue realizado en una PC de gama alta con un código cedido amablemente por Blizzard. Enterate de los principales cambios de esta magnífica pieza.

Ni bien empezás el juego, lo primero que vas a poder notar y sobre todo disfrutar, son las nuevas cinemáticas; hechas completamente desde cero con una sublime excelencia en la calidad para que te metas aún más en el mundo de Diablo y su historia.

Gráficamente el juego cambió en varios aspectos. Desde su iluminación hasta en la evolución de sus spells, equipamiento y enemigos, que no solo se deleitar a una mejor resolución, sino que también los podremos ver de manera mucho más fluida que en la entrega original. Esta edición cuenta con iluminación dinámica, FPS por encima de los añorados 30 cuadros que teníamos anteriormente, soporte para resoluciones 4K y excelentes renderizados en 3D. En caso de que quieran gozar de la versión original, Diablo 2 Resurrected también nos habilita esa posibilidad.

Haciendo una inmersión más profunda dentro de juego veremos algunos otros cambios:

Por ejemplo, una de las más esperadas es la opción de jugar con joystick en lugar de estar atado solo al teclado y mouse. Como dato para tener en cuenta en este aspecto, el lanzamiento de habilidades en mando posee una mejor optimización, ya que podrás tener como hotkeys más de dos habilidades, aunque el manejo del inventario es un poco más complicado y no tan sencillo como en la tercera entrega.

El «alijo» ha sufrido algunas modificaciones. Aquí se verá más espacio de almacenamiento y pestañas para poder compartir el loot con el resto de nuestros personajes, haciendo más sencilla la creación de una nueva clase y seguir experimentando distintas builds para cada una de ellas.

Ahora bien, el oro se recoge AUTOMÁTICAMENTE, siendo definitivamente una de las mejores implementaciones que sumaron desde Diablo 3.

Además de todas las optimizaciones que marcan una diferencia inmediata al comenzar a jugar la nueva aventura, esta entrega posee otros cambios que ayudan al día a día y el devenir de las distintas runs y campañas que se realicen; ya sean mejoras internas en las estadísticas avanzadas, la compatibilidad con mods, la seguridad de red adicional y las teclas de acceso rápido disponibles en teclado para PC.

En caso de ser unos fanáticos de este título, podrán traer sus personajes de Diablo 2 original hacia aquí y, siguiendo la línea, podrán también tener progresión cruzada entre todas las plataformas para mantener la experiencia Diablo estén donde estén.

A modo de resumen, Diablo 2 Resurrected revive una joya del género, una experiencia que nos llenó de momentos épicos cargados de enemigos y ahora con una dosis social mucho más marcada para compartirlo con amigos. Definitivamente brindará cientos de horas de diversión para seguir buscando esa arma legendaria que tanto te hace falta para terminar de buildear tu PJ definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.