La mejor forma de revivir Dragon Ball Z.

Hace poco más de un año salió al mercado Dragon Ball Z: Kakarot, un majestuoso RPG de acción y aventura basado en las historias de Akira Toriyama para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Hoy tenemos el placer de disfrutarlo en Nintendo Switch gracias a Bandai Namco y CyberConnect2.

En esta entrega vamos a poder revivir las aventuras de Goku adulto, comenzando en la saga Sayan con Raditz, hasta Majin Boo. Lamentablemente, quedan afuera algunos anexos como las películas, que sería interesante verlos incluidos en un futuro. Kakarot es una experiencia exclusivamente single-player, a diferencia de títulos anteriores como FighterZ o Xenoblade 2, cuestión que a muchos nos pareció enriquecedor para no exprimir por demás esta joya del animé. 

A medida que se vaya avanzando en la trama, habrá mucho espacio para explorar en el mundo de Dragon Ball con la posibilidad de disfrutar minijuegos, desafíos y recolectar opcionalmente las Esferas del Dragón. Al reunir las siete, Sheng Long podrá conceder un deseo que puede ser dinero, algún item valioso, revivir peleas ya superadas o subir el nivel de alguna de las estadísticas disponibles (fuerza, defensa, ki, etc.). Estas últimas también pueden ser elevadas conforme se vaya incrementando naturalmente el nivel, permitiendo mejorar los stats y añadir boosts a los súper ataques. Con el objetivo de organizarte mejor, sugerimos estar en constante contacto con el árbol de habilidades del menú, pues será fundamental para reconocer hasta qué instancia podrás gastar los puntos de nivel. Durante los ratos de libre exploración, también se podrán recolectar orbes Z y muchos coleccionables, como fotos del animé con una estética hermosa y partes del manga. 

Dragon Ball es muy característico por sus dinámicos combates, tanto en la serie como en los videojuegos. Aquí se han acomodado los botones para hacer de esta mecánica algo muy satisfactorio. En Dragon Ball Z: Kakarot se ha optado por peleas en 3D, donde resulta mucho más sencillo golpear, realizar combos y ataques especiales como kamehameha o genki-damas. Por supuesto, es posible convertirse en Super Sayan recargando la barra de ki, pero solo por un tiempo limitado. Asimismo, será viable contar con la ayuda de tus compañeros en ciertas ocasiones, por ejemplo en la pelea de Nappa contra Gohan, Krillin y Piccolo (1 vs. 3 al mismo tiempo). 

Un punto completamente innovador que surgió en este juego es la mecánica de los Emblemas del Alma. Estos lo condimentan con un toque social que resulta muy divertido y que tiene efectos positivos en los personajes. Los emblemas serán colocados en un tablero y cada héroe contará con un limitado número para organizarse. Por ejemplo, al tener una buena relación con Milk, ella nos otorgará su emblema y repercutirá con una moderada subida en el poder de ataque que, al combinarlo con el de Gohan, estimará una subida del 5% en promedio. Para poder obtener más rápidamente estas insignias, será importante hacerle regalos a todos los queribles protagonistas.

Técnicamente, en Nintendo Switch la experiencia nos sorprendió para bien durante los enfrentamientos debido a que no se han sentido picos de FPS en versión portátil o dockeada. Es imposible no mencionar que al jugar con un Pro Controller oficial el manejo de los personajes será mucho más cómodo que con los Joy-Cons. Cabe destacar que Bandai Namco y CyberConnect2 han explotado al máximo el presupuesto en gráficos, ya que lo expuesto en esta obra es de lo mejor visto al momento, contando con colores vibrantes y una calidad que a veces hasta parece superar a lo visto en TV. En tema audio también diríamos que Dragon Ball Z: Kakarot es casi perfecto, los efectos de sonido y la banda sonora que acompaña a cada enfrentamiento y espacio al aire libre son impecables. La única cuestión que nos dolió a los usuarios latinos es el doblaje. El juego solo está disponible con voces dobladas en inglés y japonés; hubiera sido fantástico poder escuchar a Mario Castañeda, pero aún nos quedamos con las ganas. 

En conclusión, Dragon Ball Z: Kakarot es una recomendación plena para cualquier seguidor de la religión Dragon Ball, puesto que solo se encontrarán maravillosas sorpresas del mejor estilo de Akira Toriyama. En la versión de Nintendo Switch podrás disfrutar de los DLCs y un contenido hermoso que ronda las 50 horas de punta a punta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *