Farming Simulator 22 | REVIEW

La sorpresa del año

El aclamado simulador agropecuario vuelve a las plataformas de videojuegos con muchas innovaciones para su franquicia. Esta obra surge por el arduo trabajo de desarrollo de Giants Software, quienes incluyeron, no solo nuevas máquinas y productos, sino también novedosos sistemas económicos que te relataremos en esta review.

Para los nuevos jugadores, Farming Simulator es la saga de videojuegos de la simulación agropecuaria más famosa de la historia. Actividades como la cría de animales, siembra y vender las cosechas, son solamente algunas de las tantas que pueden realizarse. La idea principal del título es ofrecer la mejor calidad y similitud con la realidad, no únicamente en cuanto a gráficos, sino también en codificar la mayor cantidad licencias de empresas de maquinaria o insumos del agro.

En la campaña, todo comienza escogiendo la dificultad, que solamente definirá la complejidad inicial (englobando cuestiones como la cantidad de recursos con los que se arranca). Sin embargo, en los pocos minutos de juego el sendero es prácticamente idéntico para todos. Los amateurs la tienen más dificil, porque el tutorial es simplemente un recorrido por los controles básicos y poco se explica de las múltiples tareas que pueden desarrollarse. 

En Farming Simulator 22 las posibilidades de generar dinero se han ampliado de forma notable con respecto a juegos anteriores. En esta ocasión es posible tener acceso a una amplia variedad de opciones de manufacturar productos, es decir, no solo vender la cosecha o materia prima, sino un escalón siguiente en la cadena de producción. Por ejemplo, bienes como pan, tortas y más.

Otro punto nuevo en la versión 2022, es la incorporación de un calendario que dictará cuándo sembrar y cosechar cada una de las semillas/productos, obligando al jugador a prestar suma atención a los ciclos de temporadas. Por otra parte, el clima es otro factor que condiciona el cuidado del campo.

Farming Simulator 22 no sigue una historia lineal. Es posible jugar tranquilamente sin estresarse por objetivos vitales o bien mentalizarse para construir un aglomerado agropecuario que deje millones en tu patrimonio. También, el modo multijugador es una experiencia muy divertida para compartir con amigos.

Con respecto a items, máquinas y presencia de marcas esta versión está por encima de sus antecesoras. Más de 400 maquinarias y alrededor de 100 marcas están incluidas (entre ellas John Deeer y Massey Ferguson)

El apartado audiovisual es ridículamente hermoso. Las máquinas parecen extraídas directamente de videos de la realidad y la adaptación al escenario virtual es majestuoso. Giants Software ha puesto mucho esfuerzo en ponernos literalmente en la piel de un granjero hambriento de éxito. Los mapas también están bien recreados y ambientados en zonas de Europa y EE.UU.

Técnicamente el juego corre de forma fluida y es poco exigente en relación a los estándares actuales de títulos de importante envergadura. Solo precisa de 2 GB de memoria VRAM para correr a 30 cuadros por segundo. Por ende, en consolas tampoco será una barrera de entrada que dificulte la experiencia. 

Nuestro veredicto luego de haber jugado más de 100 horas Farming Simulator 22: 

¡Obra de arte moderno! En todas las aristas ha superado a sus antecesores y solo se espera nuevo contenido por parte de la desarrolladora para seguir deleitándonos. La posibilidad de tener una «granjita» o un imperio agropecuario es una forma hermosa de aliviar el estrés de la vida diaria y despejar la mente.

Disponible en PC, Stadia, PlayStation 4 y 5, Xbox One y Series desde el 22 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.