Un juego imposible de esquivar

Quien no haya disfrutado jugar al quemado en el colegio, que tire la primera piedra; o aún mejor, ¡la primera bola! De la mano de Electronic Arts y Velan Studios, quienes amablemente compartieron un código de acceso con CDF Gaming, llegó Knockout City, el multiplayer que se basa principalmente en enfrentar a dos equipos en una partida a muerte de quemados. El lanzamiento se celebró el 21 de mayo para PC, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S, y Nintendo Switch; con cross-play habilitado desde el primer día.

El concepto del juego no reviste mayor complejidad: dos equipos se enfrentarán en una partida de quemados al mejor de tres rondas y el que consiga llegar al puntaje objetivo en cada una de ellas será el ganador. Definitivamente, no será nada igual a cualquier partida de quemados que hayas jugado en la vida real. Las distintas mecánicas del juego agregan diversidad y variantes a la experiencia.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el movimiento. Se puede correr, saltar, planear con un paracaídas, dar giros en el aire para alcanzar puntos altos del escenario y esquivar o chocar a un rival con un dash. También hay distintos tipos de lanzamientos a utilizar para variar la estrategia de ataque: el lanzamiento normal, el lanzamiento sobrecargado que irá con mayor velocidad, el lanzamiento elevado y el lanzamiento curvo. Además, se puede hacer una finta de lanzamiento para engañar a nuestro rival, atrapar un balón que va a golpearnos o pasarle el balón a un compañero de equipo que lo necesite más que nosotros.

El arma principal que se tiene a disposición es el balón, los cuales podrán encontrarse a lo largo y ancho de los mapas. Es importante destacar que no todos los balones son iguales ya que en cada una de las partidas habrá a disposición algún balón especial elegido al azar al inicio de la misma. Algunas de estas armas especiales son el balón lunar, que permite saltar cual astronauta y noquear a los rivales de un golpe; el balón jaula, que atrapa a quien es impactado en una jaula por unos segundos; o el francotirador, para noquear oponentes muy lejanos, entre otros.

¿No podés encontrar un balón en el mapa? ¡No hay problema! Una de las funcionalidades que tiene Knockout City es que cualquier jugador puede transformarse en una bola para ser lanzado por sus compañeros. Hay que tener cuidado al utilizar esta habilidad ya que no solo su equipo puede hacerlo, sino que también los rivales pueden lanzarlo fuera del mapa.

Los escenarios de juego son variados, estéticamente atractivos y un arma de doble filo. El jugador no solo deberá prestar atención a sus rivales, sino también a las distintas trampas o atajos que pueda encontrar en el mapa para poder utilizar a su favor el entorno. Asimismo, con la práctica logrará recordar dónde se encuentran los balones en cada uno de ellos, consiguiéndolos antes que sus rivales.

En lo que a modos de juego se refiere, se puede elegir entre varias opciones. Por un lado, está el enfrentamiento clásico de 3 contra 3 al mejor de 3 rondas. También está la Carrera de Diamantes, en la que el equipo deberá conseguir 30 diamantes que son liberados al noquear rivales. La más caótica de estas modalidades es la Fiesta de KO del equipo en la que todos los balones del mapa son especiales. Sin embargo, estas modalidades van variando con el tiempo.

Para quienes buscan probar sus habilidades en partidas competitivas, podrán hacerlo a través de enfrentamientos 3 vs 3 o en un duelo 1 vs 1. Cada partida sumará en el rango del jugador, que determinará la recompensa que se lleve al final de cada temporada.

Son muchas las características del personaje que pueden personalizarse, desde la vestimenta hasta las animaciones de entrada y salida de la partida y celebraciones. Cualquiera de los elementos mencionados podrá obtenerse tras subir de nivel completando los contratos del juego. Estos últimos son desafíos, algunos con límite de tiempo, que al completarse otorgan puntos de experiencia o holobux, la moneda del juego.

Knockout City sin lugar a dudas garantiza horas de diversión con sus partidas de ritmo frenético, distintas modalidades de juego y creatividad para escapar del lugar común de un multiplayer shooter o de rol. ¿Preparado para derribar, esquivar y atrapar balones hasta la muerte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.