Sin que nos tiemble la mano, el mejor proyecto RPG de acción del 2021.

Scarlet Nexus es la nueva obra maestra de Bandai Namco, disponible desde el 25 de junio en PlayStation 4 y 5, Xbox One y Series y PC. A pesar de que el juego pasó un poco desapercibido en el mercado, como amantes de los RPG teníamos las expectativas muy altas ante este título e indudablemente nos llevamos una grata sorpresa. Este análisis fue realizado en una PC de gama alta con un código cedido amablemente por la distribuidora. 

La historia nos ambienta en un mundo futurista donde la humanidad es invadida por unos malignos seres llamados Alter (u «Otros» dependiendo el idioma), cuya dieta se basa en ni más ni menos que cerebros humanos. La Tierra no se quedó de brazos cruzados ante el inminente ataque de estos monstruos y decidió crear la FSA (Fuerzas de Supresión de Alters). Este grupo, gracias a las investigaciones y desarrollos tecnológicos, se encargó de reclutar a los mejores guerreros para hacer frente a las amenazas. Muchos de estos chicos y chicas cuentan con súper habilidades y poderes increíbles que luego comentaremos.

Al comenzar la partida, el usuario tendrá que elegir entre dos nuevos reclutas de la FSA, el de Kesana Randall o Yuito Sumeragi. La primera se caracteriza por tener ataques a distancia, mientras que el segundo gozará de mayores skills cuerpo a cuerpo y telekinesis. Ambos protagonistas comparten una historia troncal similar, pero cada uno de ellos presenciará ciertos hechos que el otro no, pues es una invitación a re-jugar la campaña, cosa que indudablemente querrás hacer. El guión es uno de los puntos más fuertes de esta obra: los diálogos son magníficos, con giros completamente inesperados en la trama y atractivo en cada fase del juego. 

Scarlet Nexus está desarrollado por un equipo de animación que se ha lucido por completo. El estilo animé de este RPG es el mejor visto en mucho tiempo en los videojuegos, compuesto por actuaciones de voz de altísimo nivel y un diseño de personajes que explotan en detalles e ingenio. En la aventura, el jugador se cruzará con muchas otras figuras secundarias dotadas con su respectiva personalidad y cualidades, tanto en combate como en su vida social. Esta última parte es muy importante, ya que además de ser un juego de rol y acción, tiene su arista muy fuerte en lo «relacional», ya que será vital generar buenos lazos humanos con tus aliados para mejorar las aptitudes; además resulta muy gratificante ver la interacción entre los NPCs en las zonas de descanso, ya sea dando y recibiendo regalos, así como simplemente pasando el tiempo juntos narrando chismes adolescentes. Los enemigos, por su parte, están ilustrados digitalmente con las más alocadas formas. Independientemente de la dificultad que se opte para jugar, tanto los monstruos pequeños como los bosses incrementarán su poder entre el comienzo y el final de la aventura, siendo los últimos bastante complejos, pero no imbatibles. 

Avanzando hacia la jugabilidad, los combates se llevan el premio: son asombrosos, muy dinámicos y definitivamente pasaron a marcar un estándar en la industria. No solo captan poderosamente la atención al nivel de no querer soltarlos, sino que las mecánicas introducidas para enfrentar rivales son ampliamente variadas. Desde practicar rebuscados combos de katana mezclados con arrojar autos con telekinesis, hasta «ultis» o ataques definitivos con su respectiva animación que te vuela la cabeza de adrenalina cada vez que aparece. Esta suerte de finishers se cargarán con una dinámica de realizar y recibir daño en una barra ubicada por encima de la vida del protagonista. El resto de los skills tanto de Yuito como de Kesana implican poderes de fuego y velocidad, entre otros.

Como todo RPG, la mejora de items será moneda corriente en Scarlet Nexus, contando con un sinfín de posibilidades de combinación entre armas, atuendos (muy bien diseñados todos, dicho sea de paso), objetos de combate y más. La interfaz jugable es sorpresivamente simple, con diálogos concisos que ayudan a no sofocar al jugador. 

Técnicamente hablando, el juego no bajó en ningún momento de los 60 FPS incluso en las zonas donde había muchísimo movimiento de figuras y partículas que suelen ser causante de saturación en la memoria. Si bien la historia es muy lineal, existen zonas de exploración en esta futurística ciudad que valen la pena recorrer. En todas las plataformas hay más de 50 logros para desbloquear.

Scarlet Nexus es, en conclusión, uno de los mejores juegos de este 2021 a la fecha. Entre los RPG y estilo oriental, definitivamente es el mejor. A nosotros nos llevó 20 horas la primera vuelta con Yuito y 25 horas con Kesana (recorriendo más tranquilos y disfrutando más el tema de la mejora de lazos sociales). CDF Gaming considera a esta obra de Bandai Namco como indispensable para las juegotecas de los fanáticos de la acción, destrucción y entusiastas de personajes bien desarrollados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.