Chocobo GP | REVIEW

Una experiencia muy esperada por fanáticos de Final Fantasy

Chocobo es prácticamente una de las mascotas más conocidas de la empresa Square Enix. Para poner en contexto, no solo estamos frente a una montura que usualmente se utiliza en los juegos de Final Fantasy, sino que su relevancia ha llegado tan lejos que desde la primera PlayStation tuvo su juego independiente. 

Desde los orígenes de los videojuegos, el género de carreras siempre ha sido muy fuerte. Actualmente podríamos decir que hay al menos tres subgéneros dentro de este estilo: simuladores (Gran Turismo), Arcade (Forza Horizon) y Karts (Mario Kart). Chocobo GP viene a dar su presente en la tercera categoría con exclusividad en Nintendo Switch desde el 10 de marzo de 2022. Desde CDF Gaming hemos podido probarlo previo a su lanzamiento por cortesía de la distribuidora y aquí te contamos los detalles:

A tan solo tres meses de haber comenzado el año, el 2022 ya tiene su lugar asegurado entre uno de los más memorables para la historia del gaming. Esto se debe puntualmente al lanzamiento de títulos que desde instantes muy tempranos se ganaron el corazón de todos los jugadores, tales como Elden Ring, Horizon: Forbidden West, Lost Ark y más. Sin dudas, el terreno de los kartings aún está dominado por Mario Kart y en unos escalones más abajo se halla Crash Team Racing. Chocobo GP está en la búsqueda de ofrecer una experiencia que empate a dichos títulos.

Calentando los motores, tenemos un modo historia dividido por capítulos donde cada uno presentará un desafío. A lo largo de las tres horas que dura en su totalidad y si bien seguir la historia de Chocobo conociendo amigos es entretenida, ninguno de estos momentos resultó icónico, sino que se lo siente bastante insulso comparado con todo lo que podrían explotar con la licencia. Claramente pocos casos comprarán un título de carreras por su narrativa, pero es cierto que muchos otros juegos han sabido demostrar que con un guión bien organizado, el jugador puede quedar atrapado por horas. 

En cuanto a la conducción en sí, Chocobo GP tiene la misma distribución de controles que en otros karts, pero tiene mucho para trabajar en lo técnico. Donde más flaquea es en el delay de respuesta entre oprimir un botón y el feedback del vehículo; para el resto de las acciones no es necesario seguir un tutorial, puesto que es muy intuitivo para cualquier usuario. Acciones como la aceleración, el frenado y disparar los diferentes poderes u objetos que se recojan en las pistas son claros ejemplos.

Donde sale a relucir el doble filo es en el modo online, debido a que el juego se diseñó como un servicio. Objetivamente hay opiniones divididas con respecto a la forma de plantear el multiplayer porque se ofrecen distintos modos que rompen el molde de copas o ligas clásicas, para pasar a un esquema mucho más adaptado a la década del 2020 con battle royales y tickets de entrada para las competencias. 

Chocobo GP es un juego muy atractivo desde la dirección artística, con buen uso de assets para los escenarios —pese a que solo son ocho— y personajes, concretando en un proyecto ideal para Nintendo Switch y, a su favor, tiene una banda sonora espectacular con muchas canciones que ya hemos escuchado en diferentes obras de la franquicia, más algunas destinadas exclusivamente a este juego totalmente nuevas. Se debe tener en cuenta que tiene una orientación un poco más infantil de lo que se espera en un juego de carreras. 

Nuestro veredicto sobre Chocobo GP es incierto. Verdaderamente tiene una falta notoria de contenido. Aunque esté cargado de guiños, easter eggs de Final Fantasy y una estructura online para explotar, creemos que aún están a tiempo de revertir la situación y no pasar al olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.