Doctor Who: The Edge of Reality | REVIEW

El videojuego de la serie de ciencia ficción salió sumando contenido a la historia y cumpliendo el deseo de muchos fanáticos.

Después de una larga espera y luego del lanzamiento de Doctor Who: The Edge of Time (solo VR) hace un año atrás, Maze Theory y Playstack, con el apoyo de BBC Studios, hicieron llegar al Doctor en el puzzle de aventuras en primera persona para PC, Playstation 4/5 y Xbox One/Series y muy pronto a Nintendo Switch. Esta entrega funciona como un port y al mismo tiempo una secuela del título antes nombrado que cierra la aventura.

Al igual que en la serie, el protagonista es una persona común y corriente que se encuentra trabajando cuando es contactado por el trigésimo tercer Doctor (Jodie Whittaker), quien se encuentra atrapada en el final del universo y pide ayuda para resolver la llegada de un virus que está afectando la realidad del espacio-tiempo. Con esta premisa, habrá que viajar por el universo infinito mediante su TARDIS (una nave espacio-temporal) y otros recursos para conseguir los tres cristales del tiempo que detendrán esta amenaza.

En esta aventura se recorren diferentes escenarios en los cuales habrá que resolver puzles medianamente sencillos para avanzar y siempre contando con el destornillador sónico como item principal. La mecánica del destornillador sónico (herramienta elemental del Doctor), posibilita la interacción con distintos elementos y objetos que se topen en el camino. Para quien conoce la temática, sabrá que no faltarán momentos de tensión, aunque estos no sean de real peligro. 

Al igual que en Doctor Who: The Edge of Time, los gráficos se mantienen correctos para un estudio independiente y no dejan qué desear en cuanto al diseño de la TARDIS y los escenarios que siguen la misma línea del show televisivo. Sin embargo, es evidente la falta de varios elementos que rellenen las ambientaciones de algunos espacios abiertos que permitan tener una experiencia más inmersiva; los recorridos en lugares baldíos aparecen en reiteradas ocasiones.

La participación en las voces de Joddie Whittaker (13° Doctor) y David Tennant (10° Doctor), actores originales de la serie, suman increíblemente a la conexión entre el jugador y su personaje gracias a su labor de interpretación, que demuestra su entusiasmo en el videojuego y al mismo tiempo, el interés de la industria por contratar a figuras de importante calibre.En conclusión, para los fanáticos de la serie (como quien les escribe), tanto pasear con el destornillador sónico como aprender a conducir la TARDIS produce una gran sensación que jugadores ajenos a la serie seguramente no podrían tener. Si bien en cierta forma esta entrega cumple con el deseo de los fans, sería espectacular que en un futuro la apuesta de BBC sea mucho más ambiciosa tanto en el desarrollo de los puzles, como gráfica y mecánicamente. Esperamos que la productora siga apoyando este tipo de proyectos para sorprender en la siguiente oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.