Caballeros, enciendan sus motores

Para los antiguos fanáticos de la Fórmula 1, como para quienes se han iniciado en este maravilloso mundo recientemente, el 13 de julio fue el lanzamiento oficial de F1 2021, disponible en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC. Esta nueva entrega, como en anteriores ocasiones, fue desarrollada por Codemasters junto a Electronic Arts, quienes muy amablemente compartieron un código con CDF Gaming para que podamos traerles nuestras (spoiler alert) excelentes sensaciones.

Desde un inicio la experiencia es muy destacada, ya que le pregunta al jugador qué clase de experiencia de conducción quiere vivir. El menú principal es de un nivel de simpleza que favorece la navegación por los diversos modos de juego que se presentan, con las mayores novedades en la posibilidad de jugar con pantalla dividida no solo una carrera en particular sino también en todo el modo Carrera. En esta edición se pone un gran énfasis en alentar el modo multijugador en todas sus formas, tanto cooperativo como competitivo. En esto cumple un rol fundamental la pantalla dividida, que ya había sido incluida en la entrega anterior.

Lo más prometedor es el modo Carrera de a dos jugadores, en el cual ambos podrán ser compañeros de equipo o rivales. Este modo ha sido adaptado para quienes quieran una experiencia más relajada concentrándose únicamente en la conducción o para los que busquen la experiencia completa gestionando su propia escudería.

Otro modo muy destacado es el modo Braking Point, un modo historia en el cual inicialmente se encarna el lugar de Aiden Jackson, un prometedor joven piloto de F2 que logra llegar a la F1 a ser parte de la escudería elegida por el jugador. En este modo el jugador se sumerge completamente en el plagado de egos y dramático mundo del automovilismo. También se tomará el lugar de Casper Akkerman, compañero de equipo de Aiden, logrando que se experimenten los dos lados de una misma historia.

A través de las cinemáticas se irán conociendo las personalidades de los dos compañeros y la evolución de su relación. En cada carrera se tendrán ciertos objetivos, como completar una carrera alcanzando el podio o recuperar posiciones tras un choque. Lo único que podría revisarse sobre este modo es que no importa cuán exitoso se sea en el cumplimiento del objetivo, el resultado será el mismo siempre y cuando se cumpla.

Las posibilidades de personalización del coche son muy amplias, tanto en lo estético como en lo técnico. En caso de que se tenga alguna dificultad en alguna carrera, se pueden hacer innumerables ajustes en el vehículo para lograr la configuración óptima para el piloto. El manejo se siente mejor que nunca y se puede disfrutar con cualquiera de las cámaras que se elija jugar, sea dentro del vehículo o más alejada teniendo un mayor panorama de lo que sucede a nuestro alrededor.

Además, está disponible un pase de temporada a través del cual se desbloquearán distintos premios a medida que se suba de nivel con la experiencia conseguida en cada carrera o completando distintos desafíos. Este Podium Pass cuenta con recompensas de forma gratuita y con recompensas pagas si se adquiere la versión VIP. Las recompensas pueden ir desde diseños de coches y cascos hasta celebraciones de pilotos. 

Esta entrega no defrauda en el apartado gráfico ni en el sonido, siendo este último una de las principales herramientas para generar una experiencia absolutamente inmersiva. Un audio con altísima fidelidad que se recomienda escuchar con auriculares para aprovecharlo al máximo. Gráficamente se puede apreciar una notable mejora en la fidelidad física de los pilotos y en cada uno de los detalles de los modelos de coches. También se ha trabajado sobre las pistas y su entorno, con mejoras y detalles que pueden notarse incluso mientras se conduce a más de 300 km/h.

En muchas ocasiones, la nueva entrega anual de una franquicia de este estilo suele incluir algunos pequeños ajustes en comparación con su anterior versión, pero no es el caso de F1 2021. Esta versión supera ampliamente a sus predecesoras, no solo en lo gráfico y sonoro, sino también en la jugabilidad, interfaz y modos de juego. La llegada de Codemasters ha sido una bocanada de aire fresco para esta franquicia y solo queda disfrutar al máximo de esta entrega e ilusionarse con lo que pueda llegar a venir en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.