SUPER MARIO 3D ALL-STARS – REVIEW

El plomero más famoso del mundo cumple 35 años y Nintendo lo festeja a lo grande.

Super Mario 3D All-Stars es un pack creado por Nintendo exclusivamente para Switch, donde se podrá jugar a tres de los más importantes plataformeros de Mario con diseño 3D, como bien lo indica su nombre. Los videojuegos incluidos son Super Mario 64, Super Mario Sunshine y Super Mario Galaxy. Todos ellos dejaron una huella muy pronunciada en la escena gamer.

No se trata de un remake, sino de una remasterización parcial en cada uno de los tres títulos, debido a que simplemente se han mejorado las texturas, ahora presentadas en una calidad HD (720p). Si sos un fanático de la gran “N” y tuviste la posibilidad de disfrutar alguna de estas obras; ya sea en sus respectivas consolas, como así también en un emulador, sabrás que hay una notoria cantidad de glitches relacionados a físicas en las plataformas. Por ejemplo, espacios inaccesibles o complejos de atravesar a causa del diseño, pasadizos que arruinan el movimiento de la cámara y demás; hoy todo eso continúa exactamente igual, pues se trata forzosamente del mismo juego, pero con una mano de pintura adicional. 

Evitando todo tipo de prejuicios y siendo completamente realistas, la gran mayoría de los gamers argentinos no tuvieron la chance de contar con una consola de Nintendo en su lanzamiento. Sin embargo, los emuladores han acompañado a toda la generación trayendo a PC alguno de los lanzamientos que permitieron al menos conocer las historias de estos títulos tan aclamados en EEUU y Oriente. No obstante, la sensación de jugar directamente en una Super Nintendo, Nintendo 64 o GameCube es absolutamente diferente. La idea de la compañía japonesa con este pack de celebración es darle a ese grupo la oportunidad de vivenciar lo que no se pudo en su momento, sumado a invitar a los que sí la transitaron a realizar un viaje de nostalgia con la experiencia mejorada y traída al 2020.

A modo de resumen, detallaremos los puntos más importantes de esta trilogía:

  • Super Mario 64: claramente el mejor del pack. Cuando se compara con su versión original, realmente se siente el cambio positivo. 
  • Super Mario Sunshine: definitivamente el peor traído. Las texturas y mejoras parecen casi nulas. De hecho, si visualizamos los emuladores legales y oficiales que ofrecen una experiencia en 1080p, queda muy por debajo en calidad.
  • Super Mario Galaxy: mantiene muy bien su esencia y se vislumbra una ligera mejora en los controles que previamente resultaban engorrosos.

En conclusión, si tenés una Nintendo Switch y no experimentaste en su momento un paso por las anteriores consolas, te recomendamos fuertemente aprovechar la oportunidad de conocer a estos tres gigantes. Sin embargo, si estás en el bando que sí lo vivió en su lanzamiento original, definitivamente el paquete no queda a la altura de lo que realmente Mario se merece, ni nosotros como usuarios por pagar USD 60.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.