El regreso de un clásico muy exigente.

Si hubo un episodio que recordamos de nuestras infancias gamers, fue la salida de Crysis en el 2007, que explotó nuestras cabezas (y computadoras) por su avanzado motor gráfico de Crytek que marcó un antes y después en la escena de los videojuegos. La remasterización de esta obra maestra se encuentra desde julio en Nintendo Switch y a partir del 18 de septiembre en el resto de las plataformas.

Antes de adentrarse en este análisis, es necesario aclarar que el título ha sido revisado en una PC de gama alta, cuyo código fue cedido amablemente por la empresa Crytek.

Para los que no hayan transitado la experiencia previamente, se trata de un juego de acción en primera persona cuya campaña se centra, sin entrar en terrenos de spoilers, en tomar el rol de un soldado y llevar a cabo una misión de rescate localizada en una isla del pacífico, pero que lamentablemente sufre un inesperado suceso alienígena. Como bien se visualiza en el protagonista, se contará con un traje especial basado en una tecnología mega avanzada con vastas funcionalidades. Entre ellas, el poder de otorgar una increíble fuerza, armadura, velocidad y camuflaje de invisibilidad, entre otras; este nanotraje, se recargará con el pasar del tiempo.

No tiembla la lengua al decir que al día de hoy muchas computadoras se ven imposibilitadas a correr la versión de 2007. Pese a esto, Crytek apostó por mucho más al adherir aún más detalles y mejoras, entre ellas Ray Tracing y una calidad llamada «Can it run Crysis?» (¿Podés correr Crysis?), como broma pesada recordando a su «asesino serial» de PCs en la década del 2000. Siendo objetivos, la calidad audiovisual es tan asombrosa como su edición original, pero adaptada a la nueva era. Explota de detalles la pantalla tanto en los personajes, NPCs, como así también en el entorno natural de esta isla paradisíaca con selvas muy puras.

Como se explicó al inicio, Crysis fue uno de los pioneros para los FPS actuales. Uno de los puntos que lo justifica es el manejo de los controles, cada tecla está exactamente linkeada a cualquier juego de la actual generación. Habiendo probado Call of Duty, CS:GO o Battlefield, no será complejo adaptarse al mando en absoluto.

El level design de Crysis Remastered se mantuvo exactamente igual al de su antecesor; siguiendo con el híbrido de misiones lineales, pero en espacios considerablemente abiertos para tomar la estrategia de avance más apropiada. Los enemigos son muy inteligentes; incluso con las dificultades más fáciles, logran percibir la presencia del personaje a una gran distancia si no se utilizan las correctas técnicas de camuflaje. Personalmente, me parece un desafío bastante divertido, pese a que para algunos puede ser algo frustrante, ya que están acostumbrados a que los shooters suelan tener mecánicas mucho más rápidas y no tanto de sigilo.

El exotraje no se mejora con progresar en la historia, pero sí encontrarás distintos tipos de armas que sobresalen en poder contra las que inicialmente se arrancan la aventura. Una dinámica muy interesante es el manejo de vehículos, es verdaderamente motivador disparar desaforadamente en las aglomeraciones de soldados enemigos o invadir batallones sin pagar peaje. 

Nuestro veredicto es que si deseás tener un viaje de nostalgia o vivir una campaña fascinante repleta de atractivos gráficos, recomendamos Crysis Remastered. En la store de Epic Games Store pueden encontrarlo por USD 5.99, un precio que concluye en «barato» para todo lo que ofrece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.