En esta oportunidad, EA Sports apuesta fuertemente por un Modo Carrera más realista, nuevas funciones y mejoras en la IA.

Finalmente, luego del retraso que causó la pandemia en todas las industrias, llegó FIFA 21 con algunas mejoras. Si bien en un principio se rumoreaba que podría ser una simple actualización (como optó Konami con su eFootball Pro Evolution Soccer 21), EA Sports decidió hacer un esfuerzo extra en su último simulador de fútbol de la generación actual y a pesar de los contratiempos, pudo lanzar un producto final con algunas novedades y varios puntos fuertes.

FIFA 21 mantiene todo lo visto en su entrega anterior, aunque no cuenta con El Camino, su historia principal, por lo que este año se extrañará a Alex Hunter. Entre las novedades más destacadas, se encuentran el Modo Carrera, algo que viene mejorando año a año, motivado por la popularidad que este genera en YouTube. También se añadió una dificultad Competidor, la cual asegura dar realismo a la IA, igualandola con jugadores profesionales al momento de defender y atacar, siendo superior a la de Leyenda.

La jugabilidad parece ser la clave de esta entrega de EA Sports, ya que los controles van a tener un poco más de protagonismo. Algunas de sus innovaciones están en el manejo del regate pisando la pelota, la posibilidad de desmarque manual en pases de tipo pared y los nuevos centros, los cuales se envían directo a la cabeza del jugador, un poco desequilibrados de momento.

Está claro que las mejoras realizadas fueron leves comprensiblemente, pero mejoras al fin y la apuesta estuvo en el Modo Carrera, que adoptó algunas características de Football Manager, aportando frescura y una dinámica diferente a la hora de simular partidos.

Otra sorpresa que presenta este Modo Carrera, está en los entrenamientos, un arma de doble filo. En este FIFA 21, pasan de ser semanales a un día por medio, algo muy útil para mantener a los jugadores en forma y dar rodeo a los que no participen de muchos partidos, pero cuidado, porque el cansancio se verá reflejado.

En el caso de su Modo Callejero, además de una nueva historia, trae novedades como nuevas ubicaciones, mejoras de IA y su modo cooperativo online, donde cabe la posibilidad de unirse hasta con 4 amigos para jugar 5 vs. 5 de forma online y participar en torneos. El modo online también ofrece participar de Batallas Destacadas y Equipos de Volta, este último da la posibilidad de progresar ascendiendo mediante divisiones, que otorga recompensas cada vez que se asciende en forma de Monedas Volta y equipaciones solo disponibles en este modo.

En cuanto a la inteligencia artificial se notan diferentes cualidades, algunas minúsculas y otras más visibles. Estas mejoras se notan en el posicionamiento de la defensa, el desarrollo de las jugadas y los movimientos de los jugadores. EA rediseñó muchos de los comportamientos fundamentales de la IA de la CPU para aportar más variedad y similitud al fútbol real en todas las habilidades y niveles de dificultad.

En FIFA Ultimate Team, puedes crear tu propio estadio totalmente personalizado, diseñándolo desde cero con la posibilidad de modificarlo a medida que el club vaya creciendo. En lo que refiere a su modo cooperativo, da la opción de observar el botón que está presionando el compañero mediante el Trainer, dando la oportunidad de adelantarse al movimiento que va a hacer para agilizar la jugada. Más allá de esto, tanto en FUT como en Clubes Pro, no se pudieron apreciar novedades para destacar más allá del diseño o su interfaz, pero mantienen la misma solidez que se vio en FIFA 20.

Por las causalidades y problemas que tuvo el año, este FIFA 21 pudo llegar con lo justo para despedirse de una generación a la cual supo liderar en su terreno y seguramente la próxima edición cargue con más novedades y todo el esplendor que lo caracteriza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.