Fling to the Finish | REVIEW

Les damos la bienvenida a unas interesantes y alocadas carreras en cooperativo.

Fling to the Finish es la última entrega del estudio Daedalic Entertainment y SplitSide Games, disponible en Nintendo Switch y PC desde el 23 de agosto de 2021 en early access. Esta review fue realizada con dos códigos para prensa cedidos amablemente por la distribuidora. 

En esta obra, los jugadores deberán hacer equipos de a dos y serán unidos por una cuerda elástica que condicionarán su pasar durante los sprints. Lo que más destaca a este videojuego es claramente el gameplay, ya que se trata de una experiencia de carreras locas exclusivamente. Los desarrolladores supieron aprovechar la oleada de lo caótico surgido en la pandemia y aplicaron diseños de escenarios que se adaptan muy bien a lo que esperamos en este tipo de obras; algunos ejemplos que se destacan son: muchos descensos veloces, rebotes random y explosión de colores y partículas por doquier. Será crucial aprender a conducir sobre las plataformas de cada piso y hacer el máximo uso posible de las cualidades «pegajosas» de los protagonistas y así llegar a ciertos lugares más rápidamente que los rivales.

Actualmente se encuentran disponibles dos modos: la campaña y el de carrera. El primero soporta hasta dos jugadores en coop (online o local), mientras que en el segundo pueden divertirse hasta ocho usuarios en un sprint de forma online en 12 diferentes ambientes. La campaña cuenta con múltiples «copas» que se componen cada una de tres niveles, bastante diferentes entre sí, pero que mantienen una esencia dentro del mundo que ofrecen. Los objetivos de cada escenario varían bastante, pues en algunos los usuarios deberán recolectar monedas del camino, llegar a la meta sin golpear a ningún pato o simplemente atropellar a un platillo volador que merodea por la pista.

Según el rendimiento en cada nivel, se recompensa al jugador con «patos», siendo tres patos los máximos a conseguir para cada nivel. A medida que se consigan mayor cantidad de patos, se irán desbloqueando distintas posibilidades de personalización de los personajes elegidos, como una amistosa abeja o una agradable bellota.

El game design es simple y poco original, pero sí nos quitamos el sombrero ante los productores de Fling to the Finish al haber adaptado la inestabilidad de los relieves en los escenarios a una experiencia cien por ciento cooperativa, donde lo que más importa no es la habilidad de los botones que, dicho sea de paso, son básicos, sino que el verdadero diferencial está en qué tan organizado estás con tu compañera o compañero. No solo se trata de ser los más rápidos en la carrera, sino que la clave está en ser los más inteligentes y mejor coordinados ya que muchos obstáculos requieren de una cooperación con tu compañero.

Escenarios con colores vibrantes, desafíos entretenidos y una gran cuota de coordinación dentro del equipo se combinan para hacer de Fling to the Finish un divertido y dinámico juego de carreras que ha logrado captar las tendencias en este tipo de juegos caóticos y que pondrán a prueba la amistad de los compañeros en cada uno de los mapas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.