Serin Fate | REVIEW

Una oferta interesante para los amantes del RPG y vistas isométricas.

Serin Fate es la nueva entrega del desarrollador Vethergen y publicado por Crytivo que mezcla componentes de rol, ambientado en una composición épica-fantástica y una interesante fusión de Pokémon con Stardew Valley. La producción estuvo durante 17 meses en early access, pero desde el 25 de agosto ya tenemos la versión definitiva en Steam. Esta review fue realizada con un código cedido amablemente por la distribuidora.

El hype por este título fue ridículamente alto; tanto los fanáticos de los indies RPG, como aquellos entusiastas del subgénero harvest no dejaron de expresar sus altas expectativas a partir de cada evento donde se mostraba una pizca del videojuego, dando inicio en los primeros videos de este isométrico 2D con cualidades retro que tanta nostalgia nos trae a los más viejos. 

Sin recaer en la evidente comparativa con las obras antes mencionadas, aquí estamos frente a un videojuego con distintas mecánicas y dinámicas que próximamente detallaremos, pero que ante todo sigue una interesante historia cargada de un guión espectacular. La aventura nos sitúa en un reino ubicado en un archipiélago plagado de magia que se ve increpado por un grupo de demonios responsables de destruir la fuente del poder de su sociedad, la Piedra del Destino. Sin embargo, momentos antes de ser completamente corrompida por estos malignos herejes, la piedra logró traspasar al protagonista muchos poderes que lo transformaron en un mago, cuyo nivel comenzará siendo bajo, pero conforme trabaje y avance en la narrativa, irá incrementando sus atributos. Es importante destacar que se cuenta con un ciclo de día y noche durante todo el transcurso de la historia y muchísimos eventos únicos, al igual que en otros simuladores de vida.

Los NPC contienen diálogos bien pensados con sentido y que se sienten verdaderamente orgánicos a diferencia de los títulos que jugábamos de más chicos (que envejecieron muy mal, salvo casos excepcionales). Su diseño es muy original, con tintes de animales antropomórficos y demonios. 

Las mecánicas que claramente incluye son: recolección, crafteo, combate, captura de monstruos, pesca, minería, tala, creación de lazos sociales y exploración; nada muy original, pero bien implementados, pues fue un riesgo para el creador competir contra clásicos como Final Fantasy, Dragon Quest o nuevos clásicos y modernos como Stardew Valley y Pokémon.

Al iniciar una nueva partida, el usuario podrá customizar su mago con una amplia variedad de posibilidades, tanto de peinados, colores de piel o atuendos. Hay más de 50 monstruos para capturar, cada uno de ellos con un diseño único, pero que sigue la misma línea que los demás. Es un lindo trabajo de ilustración en pixelart que no recayó en un simple cambio de matices. También coexiste un acaudalado número de hechizos para aprender y mejorar, más un tablero lleno de habilidades para subir de nivel y cuyo progreso se realiza mediante diferentes misiones que el jugador complete. Será vital crear y consumir pociones para solventar el uso del maná y otras características. 

El manejo de la interfaz y movimientos de la cámara son excelentes, el personaje siempre se encuentra centrado y técnicamente Serin Fate cuenta con una completa adaptación del joystick para utilizarlo en caso de que el jugador así lo prefiera. Algo que resulta extremadamente positivo es la velocidad que maneja esta obra desde su origen en el game design, tanto el personaje que se mueve con mucha libertad, como así también todo lo que sucede alrededor, convirtiéndolo en un juego completamente dinámico. 

La conclusión para CDF Gaming es muy positiva, nos encantó jugar Serin Fate. Pudimos superar la historia principal y, sin entrar en terreno de spoilers, cuenta con un gran final y un épico post-game para continuar atrapando los monstruos que te quedan pendientes. Sin dudas, Vethergen es un desarrollador increíble y esperamos ver más contenido tanto para este, como para nuevas entregas. Los fanáticos de los juegos de granjas tienen la «obligación» de probar este titulazo que apunta a ser de lo mejor del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.