Una nueva crisis llegó a Rainbow Six Extraction

El evento Nightmare Fog ya comenzó con una nueva crisis donde los agentes tendrán que moverse rápidamente para no sufrir las consecuencias de la niebla.

La última entrega de Rainbow Six trajo consigo una nueva forma de vivir la experiencia de un shooter táctico, fue así como este tanque de Ubisoft sumó un PVE donde el trabajo en equipo es la única forma de completar las misiones. Con la llegada de Nightmare Fog, esta catástrofe ofrece algunas novedades que estarán disponibles durante tres semanas a partir de hoy.

En este apuro, además de los enemigos conocidos, habrá que enfrentarse a una espesa niebla. La «Niebla Pesadilla» es una neurotoxina que contiene varias particularidades de las cuales se deberá tener en cuenta hasta qué punto conviene avanzar y cuándo realizar la extracción de los agentes. En primer lugar, una vez dentro de la calima se activará un contador con el nivel de intoxicación. Este es individual para cada jugador y, a mayor nivel, más complejo se vuelve. 

Hay tres estados de neurotoxinas:

Alucinaciones (neurotoxinas al 30%):

Generará alucinaciones visuales y auditivas. Aparecerán enemigos que no existen y desaparecerán cuando se los intente atacar. Al ser alucinaciones no producen ningún daño, pero pueden llegar a sabotear una misión de sigilo.

Trastorno (neurotoxinas al 65%):

Producen trastornos de visión. Habrá una disminución de la capacidad visual, mayor desenfoque de movimiento y vista distorsionada.

Deterioro (neurotoxinas al 100%):

Provoca un deterioro físico. Además de causar un desgaste en los bordes de la pantalla, los operadores perderán tres puntos de vida cada cinco segundos de forma gradual. Si el nivel de neurotoxinas desciende, el efecto de deterioro se detendrá inmediatamente.

Para sobrevivir en esta crisis es necesario mantener un nivel de neurotoxinas aceptable y para ello se pueden encontrar habitaciones seguras en cada subzona marcadas en el mapa con un Neuroestímulo para cada integrante del equipo, los mismos disminuyen el nivel de neurotoxinas por un 35%.

Al final de cada incursión, en la tercera subzona se deberá localizar al «Árbol Tóxico», causante de la Nightmare Fog. Primero habrá acabar con sus anclajes y células arqueanas, luego tocará sobrevivir a las oleadas de Arqueanos que respawnean sin dar respiro hasta que el núcleo del árbol quede expuesto. El objetivo de la misión es destruir al árbol para completar el evento de crisis y que la niebla desaparezca.

A esta crisis también se suma un nuevo Arqueano. Virgil se une al equipo enemigo al completar el evento y además un nuevo nivel de prestigio. Habrá diez niveles extra para los operadores y recompensas permanentes como íconos, uniformes y demás para cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.