CREAKS – ANÁLISIS COMPLETO

Mechinarium nos envuelve en otro desafiante juego de rompecabezas.

El estudio europeo realiza esta obra compleja y simple a la vez, que definimos como elegante en todo sentido.

La dirección de arte de este videojuego es lo más destacado, realmente resulta incomparable y atrapante desde la pantalla de carga. El nivel de detalle es extraordinario, se logra identificar el arduo trabajo en cada pixel. Por supuesto, esto tuvo rápidamente sus frutos y lo llevó a condecorarse entre uno de los mejores juegos independientes de PlayStation 4 de 2020.

Si bien es un juego de cinco horas, Creaks es complejo y simple al mismo tiempo. La dificultad crece a medida que se progresa en la historia, que dicho sea de paso, se narra desde el rol de un joven que descubre una abertura por detrás del tapiz de su habitación. El chico sin nombre, decide aventurarse en este camino que inicia en su dormitorio y termina en una mansión de múltiples pisos y frágiles escaleras, que por cierto, solo una lleva al destino exitoso. Se vislumbrará mucha ansiedad psicológica, tanto así que los “enemigos” eventualmente serán tus acompañantes para afrontar los rompecabezas. Por ejemplo, solicitarles que se queden sobre un interruptor, mientras en paralelo se oprime otro y habilita un espacio bloqueado.

Retomando el apartado de enemigos o rivales, el abanico es bastante amplio, pasando por vigilantes que si se acerca a cierta distancia, comienzan una persecución. Otro caso es el de los animales mecánicos que imitan los movimientos. También existen los entes que tratarán de manipularte con una suerte de imán que te forzará a posicionarte en lugares inintencionalmente. Todos ellos cuentan con ciertas ventajas y desventajas que se aprenderán durante la marcha rápidamente.

Ahora bien, lo fascinante de Creaks es la cantidad de mecánicas que se rigen en una sola entrega, poco frecuente en casos anteriores. Para aquellos achievers o fanáticos de los coleccionables, esto es un paraíso, debido a que los valiosos ítems son unos cuadros al estilo “fresco”, cuyo arte dibujado a mano es algo que no te deja de impactar en ningún momento.

Resulta imposible destacar su magnífica banda sonora, que acompaña muy bien sincronizada cada espacio y feedback del videojuego. No solo eso, sino que los sonidos de los objetos al interactuar son un deleite para disfrutar con auriculares.

En conclusión, Creaks es una experiencia que no puede dejarse pasar. Plagarás un día entero de satisfacción resolviendo acertijos que te encargarán un desafío realmente único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.