DEATH STRANDING – ANÁLISIS COMPLETO EN PC

El delivery simulator tan esperado ya llegó a las Master Race.

Siendo un juego del excéntrico ícono del gaming, Hideo Kojima, ciertamente está lleno de personajes complejos y largas cinemáticas, destacando sus escenas mind-blowing cada dos por tres. Pese a esto, el exclusivo de PlayStation 4, llegó a PC el 14 de julio para que te llenes de placer al encontrarte con vos mismo haciendo montañismo solo en los bordes de un abismo post-apocalíptico.

Esta entrega es una experiencia distinta a la de cualquier otro videojuego, definitivamente es innovador en la materia. Sam Porter Bridges, interpretado por el reconocido actor Norman Reedus (The Walking Dead), es el que lleva adelante la aventura con un rol de Courier o Delivery Man, en lo que queda del devastado terreno de Estado Unidos. 

Un fenómeno sobrenatural llamado Death Stranding causó cataclismos en la tierra y obligó a la última generación de humanos a convivir en mundos subterráneos, debido a que la superficie se colmó completamente de esterilidad y persiste la presencia de fantasmas succionadores de alma, sin dejar de mencionar la lluvia radiactiva llamada “Timefall” que si entra en contacto con cualquier ser vivo, lo envejece rápidamente y oxida el entorno.

Las tareas comienzan cuando la Presidenta del país llama a Sam para conectar las ciudades restantes luego de los eventos desafortunados para la humanidad y recrear una sociedad nuevamente. El objetivo es ir de costa oeste hacia la costa este realizando la entrega de encomiendas en distintos puntos del gigantesco mapa. Claramente, los elementos del contexto mencionados anteriormente generan dificultades y son las trabas que establecen el ritmo del juego.

Hablar del gameplay es algo muy particular, ya que no se asemeja a nada en videojuegos anteriores. Podría considerarse como un híbrido entre acción y relajación, ya que podés optar por enfrentar los desafíos de lucha contra bosses, así como también evitarlos y continuar con tu tranquilo camino realizando la entrega por medio de un paso alternativo. Por supuesto, la esencia del juego es entregar cargas y esto implica un cierto nivel de atención en generar buenos equilibrios entre los pesos de los paquetes, así como también echarle un vistazo al terreno para no caer en pozos o tropezar con piedras. Si te topás con un arma, debés cuidarla muy bien ya que las municiones son ítems de lo más extraño.

Profundizando sobre los enemigos, estos existen de distintas clases que a su vez se engloban en tres grandes grupos. El diferenciador principal yace en el objetivo que tienen para con el protagonista. Una de las clases querrá robarte tu equipaje. Otro, intentará atacar a Sam. Por último, el más difícil de percibir, son los BTs, estos son únicamente identificables con la ayuda de B.B. el niño de la portada dentro del recipiente amarillo. El sistema de combate está regido por el sigilo, siendo conveniente hacer poco ruido y moverse lentamente cuando estos BTs están en tu camino, pues tu carga o salud se verán amenazadas.

La comunidad de jugadores tiene un rol fundamental en esta obra de Kojima. Sin ellos, el juego sería bastante complejo por la hostilidad del ambiente. Conjuntamente, se puede armar puentes, crear escaleras o craftear cuerdas, que pueden ser reutilizadas por otros usuarios. Es de vital importancia prestar atención a los carteles con pistas, así como también dejar notas en caso de que prestes tus propios objetos para que todos gocen de las ayudas y de esta manera progresar en la historia.

En relación a las misiones, son lo suficientemente diversas para el lore del juego. Sin embargo, puede llegar a pecar de repetitivas en algunas ocasiones, aunque el atractivo viene por rebuscárselas para manejar la carga en el medio de la exploración de rutas. Hay muchísimas quests secundarias, por ende, naturalmente resulta tener una duración larguísima.

En conclusión, el Death Stranding es un título que no decepciona en lo absoluto. Increíblemente bien pulido en cuanto a bugs o glitchs, con gráficos de inmejorable calidad para los motores actuales y el potencial que tiene con la comunidad de modders presente, no tiene límites. Es una perla que brilla y va a seguir haciéndolo por un largo tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.