Humankind | REVIEW

Jugando a ser Dios

Hasta hace poco, hablar de juegos de estrategia por turnos y 4X era hablar exclusivamente de Civilization y todas sus entregas. Pero el 17 de agosto llegó a PC el ansiado Humankind, desarrollado por Amplitude Studios y distribuido por SEGA, para terminar con el reinado absoluto de Sid Meier. CDF Gaming ha sido uno de los afortunados receptores de un código por parte de los creadores de este disruptivo y atrevido juego.

Ya desde el inicio empieza a diferenciarse de su competencia comenzando la partida no con una civilización en específico, sino con una tribu nómade de cazadores y recolectores de la Era Neolítica que tienen que conseguir suficiente comida y puntos de ciencia para poder desarrollarse y convertirse en una civilización establecida. En esta etapa es importante focalizarse en la exploración y buscar puntos estratégicos para poder establecer la ciudad principal y recaudar recursos.

La inclusión del concepto de influencia es un añadido muy interesante en este juego. La influencia determina cuánto puede una civilización crecer externamente y cuánto sus tradiciones pueden expandirse hacia otros territorios. También sirve para encontrar puestos de avanzada y tomar el control de ciertos territorios, así que es un recurso que no debe ser ignorado. Además, tiene un peso importante en el sistema de diplomacia, ya que declara la guerra a un enemigo de un momento a otro, aunque eso signifique dar un fuerte impulso al apoyo bélico del enemigo.

¿Cómo se gana una partida? A través de la fama. La fama es un puntaje numérico que se adquiere a medida que se van completando distintos desafíos a lo largo de la partida y el jugador que tenga mayor fama al finalizar será el ganador. Una partida puede terminar de diversas formas, desde cumplir cierta cantidad de turnos hasta lograr colonizar Marte.

Para complementar este aspecto se cuenta con el sistema de estrellas de Era, las cuales miden los distintos logros del jugador. En cada Era se cuenta con siete categorías con tres estrellas cada una, por lo que un total de 21 estrellas puede conseguirse en cada Era. Adicionalmente, hay algunos desafíos en los que se compite con los rivales para ser el primero en lograrlos y así ganar una estrella. Cada una de las estrellas otorga puntos de fama, siendo mayor la cantidad de puntos en las categorías que están directamente relacionadas con la cultura que se elija. Para poder avanzar de Era es necesario conseguir solamente siete estrellas, por lo que quedará a decisión del jugador si desea avanzar o si prefiere mantenerse y seguir obteniendo estrellas.

Un gran diferencial que presenta Humankind es que se evita el camino común que tienen todos los juegos de su estilo y el jugador no tiene que elegir una civilización con la que se desarrollará toda la partida. Al contrario, cada vez que se avance de Era se podrá elegir qué civilización se quiere utilizar para la misma. El sistema de elección es por «orden de llegada», lo que incentiva a avanzar de Era rápidamente para poder tener la mayor cantidad de civilizaciones disponibles y elegir la que mejor se adapte a la estrategia deseada.

No solo se debe ser estratégico en el planteo general de la partida, sino también a la hora de las distintas luchas que se van dando a lo largo y ancho del mapa. El sistema de batalla es realmente superador en comparación a otros que hemos visto en juegos similares y el planeamiento y posicionamiento de las tropas es clave.

Aparte de lo mencionado anteriormente, la civilización se irá desarrollando también a través de diversos eventos narrativos en los cuales se describe una situación puntual y se le otorgan dos posibilidades de acción al jugador para que decida qué camino va a tomar. Estas decisiones moverán a la sociedad en una matriz ideológica que tiene como extremos Libertad vs Autoridad y Tradición vs Progreso.

Amplitude y Sega han hecho una fuerte apuesta en el mundo de los juegos de estrategia por turnos y 4X y no se han quedado para nada cortos con su propuesta. Exigirle lo mismo que a franquicias ya consolidadas y con experiencia no sería justo, pero como una primera inmersión en este mundo Humankind es una entrega muy lograda que ha sabido detectar ciertas falencias de juegos precedentes y diferenciarse en aspectos claves que hacen que sea una experiencia de juego distinta, pero a la vez manteniendo conceptos fundacionales que no pueden faltar en este tipo de juegos. Desde una pequeña tribu nómada hasta una desarrollada sociedad colonizando Marte, ¿estás listo para guiar tu propia civilización más allá de los sueños más alocados del hombre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.