Las más perturbadoras pesadillas cobran vida una vez más.

Little Nightmares 2 es un juego desarrollado por Tarsier Studios y publicado por Bandai Namco. Se trata de una continuación de Little Nightmares, esta vez teniendo a Mono y Six como los protagonistas, trabajando en conjunto desde el momento cero. Esta inmensa obra está disponible en PC, PlayStation 4 y 5, Xbox One y Series X|S y Nintendo Switch. Este análisis fue realizado en la versión de PC con un código cedido amablemente por Bandai Namco.

El género se mantiene igual que su antecesor, con múltiples puzzles que aprovechan los sentidos del jugador para ser resueltos. La historia está centrada en un aterrador mundo que fue azotado por una transmisión proveniente de una torre lejana. Dependerá de Mono y Six encontrar esa fuente que arruina la vida misma y resolver el misterio. Este viaje será crudo, perturbador desde cualquier punto de vista, pero emotivo al final de cuentas. 

Los niveles están concatenados entre sí; Little Nightmares 2 se desarrolla en forma lineal y los acertijos a solucionar son correlativos en cada escenario. A diferencia de su entrega inicial, los espacios para recorrer son bastante variados; caminaremos sobre bosques oscuros, distintas partes de hogares, edificios, pantanos, escuelas y granjas, entre otros. Si indagamos sobre la ambientación, cada una de las localizaciones antes mencionadas están cargadas de un material creepy y grotesco alucinante, muy bien logrado y característico de la franquicia. Si bien jugaremos como Mono, Six posee una inteligencia artificial que te sacará de miles de apuros y será crucial para la mayoría de los puzzles.

El éxito del primer juego se notó en la gigantesca inversión económica que ha tenido esta secuela. Los gráficos están diseñados de una forma perfecta; verdaderamente el juego te transmite la incomodidad mental del personaje al encontrarte con estos seres tan siniestros, con un modelado 3D complejo e inquietante. Encontraremos lúgubres granjeros que perseguirán a los personajes con un caminar espeluznante, decenas de manos que buscarán atraparte de forma persistente y profesoras de escuela que te van a dar pesadillas reales. Todo esto está connotado de un modo increíble, que te obliga a seguir jugando sin parar y te da muchas ganas de conocer dónde estará desarrollado el próximo nivel. Las partículas que vuelan en el aire están programadas de manera prolija, con una optimización técnica que no requiere demasiado de hardware, pero que brinda una experiencia inexplicablemente positiva.

El diseño de sonido estuvo a cargo de Tobias Lilja, reconocido compositor a nivel mundial. Definitivamente estamos hablando de uno de los tantos puntos fuertes del juego; el aporte que le brinda al ambiente es impactante y te conduce por un abanico de emociones sumamente amplio que pasa de cero a cien desde los primeros pasos. 

Apuntando hacia el gameplay, no hay dudas de que ha sido mejorado. Si lo comparamos con la edición anterior, Little Nightmares 2 es más rápido y dinámico, con nuevas mecánicas que ponen a prueba la mayoría de los sentidos. De hecho, sin entrar en spoilers, hay un acertijo en particular que será disfrutado completamente con auriculares, dado el diseño del nivel.

Little Nightmares 2 es un juego perfecto. Si bien no ponemos puntajes a los videojuegos por tratarse de un arte y que puede ser subjetivo, el equipo de CDF Gaming en el hipotético caso de adjudicar un número, sería claramente un 10. Estamos hablando de palabras mayores, de un proyecto indie que se disparó al estilo Ori pero en su propia cancha, apostando por un nuevo episodio que duplica la cantidad de tiempo de juego, concluyendo en un total de entre 9 y 10 horas de calidad pura. Cien por ciento recomendado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.