POLICE SIMULATOR: PATROL OFFICERS | REVIEW

¿Por qué hacer apercibimientos cuando se puede empapelar la ciudad de multas?

De parte de la desarrolladora Aesir Interactive y publicado por Astragon, llega al ring de los juegos de simulación el título Police Simulator: Patrol Officers. El estado de este es de Early Access, pero hay que tener en cuenta una hoja de ruta publicada que, hasta el momento, el estudio está siguiendo a rajatabla. Esta review fue realizada en la versión de PC con un código cedido amablemente por la distribuidora.

El título ubica al jugador dentro de la camisa azul oscuro de un agente de policía del distrito ficticio estadounidense de Brighton, quien deberá realizar diariamente la dura tarea de mantener seguras y controladas las calles de una populosa urbe en donde el crimen, los accidentes y personas no tan agradables que dejan sus autos sobre la vereda, nunca descansan.

Cargándose la ley al hombro

El juego consta de realizar rondas de patrulla por la ciudad a pie o en vehículo, las cuales poseen una duración de 8 horas en el juego, y 20 minutos en la vida real. Durante las mismas, las tareas variarán desde apercibir descuidados (y sucios) transeúntes que tiran basura a la calle, multar autos mal estacionados hasta manejar accidentes de tránsito y aprehender a malosos que se creen que pueden escapar del ojo de la ley.

Posee actualmente dos opciones de juego: Casual, pensado para disfrutar de la ciudad a modo sandbox, sin preocuparse por penalizaciones por pequeñas cosas como atropellar a alguien; y Simulación, pensado para jugadores más experimentados, en donde cada acción personal será evaluada con la vara de un Gran Hermano. En el futuro está contemplado incorporar la modalidad de multijugador cooperativo, como para emular esa famosa película de Chicos Malos (en inglés)

En cada caso, el juego ofrece al jugador múltiples mini tareas de rutina que serán necesarias para gestionar correctamente las situaciones, como por ejemplo interrogar correctamente a cada testigo, indagar acerca de documentos de identidad, hacer test de alcohol o droga o palpar a sospechosos si hay algo que justifique dicha acción, entre otras. El título proveerá diversas opciones para poder resolver situaciones, las cuales están comprendidas dentro de una suerte de manual que orientará al agente en las formas correctas de encararlas (no hay que meter un «picanazo» sin provocación).

Cada acción correcta que realice el jugador será recompensada con puntos de turnos, pero si este comete errores como cruzar en rojo o abalanzarse sobre los autos ajenos, será penalizado con pérdida de puntos de conducta, los cuales al final de cada turno restarán a la puntuación. Los puntos obtenidos llevarán a subir de nivel, identificado como estrellas, que permitirán desbloquear herramientas nuevas, sectores del distrito y nuevos vehículos para rodar y rodar por la ciudad.

Una ciudad viva y salvaje

En cuanto a la posibilidad de personalización del juego, no se pudo observar gran cantidad de contenido, ya que se ofrece en primera instancia la selección de ocho oficiales de policía pre-diseñados de diversos grupos étnicos y género; asimismo no hay posibilidad de cambiar el atuendo del agente, gadgets o vehículo. Sin embargo, según se puede observar en la hoja de ruta de los desarrolladores, está prevista la posibilidad de incorporar mods, mayor posibilidad de diseño de personajes y más opciones de vehículos policiacos.

El diseño de la ciudad es muy interesante, ya que está programada de forma tal que el tránsito se despliega de forma orgánica y dinámica dependiendo de los eventos que ocurran, con accidentes espontáneos, movimiento de grúas al retirar automóviles, ambulancias que atienden a heridos y que generan embotellamientos, dotando a la ciudad de una ambientación que hasta se le puede oler el humo de gasoil. Adicionalmente, de forma aleatoria, ocurren violaciones de tránsito por parte de los conductores como giros sin baliza, cruzar en rojo, atropellar gente, etc., que el jugador deberá proceder a su detención y amonestación.

El diseño de los NPCs hace que la ciudad incremente su sensación de vida, ya que conversan entre sí, hablan por celular, sacan dinero de los cajeros, toman taxis, entre otros. También se verá cómo cruzan la calle de forma ilegal o tiran basura enfrente del curtido agente, lo que habilitará la ocasión para hacer recaer todo el peso de la ley en los hombros del desgraciado. El diseño de los modelos, sin embargo, no está del todo logrado, aunque no es nada que no pueda esperarse de un juego de simulación, en donde el objetivo apunta a concentrarse en la experiencia de vivir la vida diaria de un policía.

En cuanto al apartado gráfico, el juego está realizado con el motor Unreal Engine 4, que puede observarse en la atención al detalle de iluminación, reflejos y ambientación de la ciudad bellamente acabados; se nota una especial atención al diseño de vehículos policiales, en donde se puede optar al manejarlos por la primera persona, dando una sensación de realismo al poder interactuar con los distintos elementos de la cabina. Sin embargo, el diseño de personajes, colisiones y flujo del tráfico pueden mejorar, ya que es habitual encontrarse con bugs, errores de carga de texturas y confusiones en la IA que producen en ocasiones conflictos extraños.

En conclusión

En cuanto a la experiencia de juego, se puede concluir que es un título muy interesante y prometedor que, una vez que se le agarra la mano, puede resultar muy entretenido. Con respecto a los errores que pueden llegar a interrumpir la experiencia del juego, debe entenderse que la entrega está dentro de un contexto de pleno desarrollo, que promete actualizaciones que la dotarán de mayor profundidad y, supuestamente, arreglarían estos problemas. Así que, a calzarse los lentes, ajustarse el mostacho y mandarle a la sirena loca.

El título está disponible para PC, en la plataforma Steam. El detalle es que no está disponible en español, pudiendo optar por el idioma original en inglés. También podrás dirigirte mediante el siguiente link a la hoja de ruta propuesta por la desarrolladora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.