SAMURAI JACK: BATTLE THROUGH TIME – ANÁLISIS COMPLETO

Los nostálgicos 2000 fueron el lugar de muchas series animadas que quedaron en los corazones de incontables fanáticos; incluso veinte años más tarde seguimos recordando cada episodio de nuestro show preferido.

Los desarrolladores de Soleil se encargaron de seguir alimentando ese sentimiento de nostalgia y el 21 de agosto lanzaron Samurai Jack: Battle Through Time para PC, PlayStation 4, Nintendo Switch y Xbox One. Este inolvidable samurai ya había tenido dos juegos hace algunos años para las plataformas GameCube, PlayStation 2 y Game Boy Advance y con esta última entrega, la lucha contra Aku para salvar el futuro continúa.

Este juego de acción de hack and slash adopta la esencia de la serie animada ya que contó con la colaboración del gran Genndy Tartakovsky, su creador. Además, al ser el primer juego lanzado una vez finalizada la serie, contará con escenas de la última temporada, de forma que el lore se alimentará de los últimos eventos que pudieron apreciarse allá por 2017.

Algo interesante acerca de este juego fueron los comentarios de su director, Hiroaki Matsui, quien aseguró que el modo de dificultad más alto será un gran desafío incluso para los jugadores hardcore. Si bien se dice que podrá completarse en diez horas, esto solo será en la dificultad fácil, ya que para disfrutar de la experiencia completa que ofrece, Jack tendrá que desbloquear unas cuantas habilidades a lo largo de la historia en más de una dificultad. Entre ellas, el jugador podrá atravesar el nivel de Samurai, luego Master Samurai y por último, Master of Masters. Las habilidades a desbloquear se dividen en espirituales, físicas y de combate. Claramente refleja la verdadera esencia de un guerrero perseverante de esta cultura tan sorprendente.

La variedad de armas que Jack tiene a disposición también es algo destacable, pero seguramente la audiencia gamer que apreció la serie en su auge esté fascinada por utilizar la katana mágica tan característica de este guerrero. Dicho sea de paso, la mecánica de arquería es muy similar a la de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que supo reinventar esta dinámica en juegos de rol.

Pasando al apartado audiovisual, se puede apreciar una interfaz de juego simple; el campo de visión resulta bastante amplio y permite contemplar los inmejorables gráficos de pelea que no dejan nada que desear. Por otra parte, como toda obra enfocada en la cultura oriental, la banda sonora cumple el rol clave de darle un toque final a la historia.

Si sos un 2000s kid, no te pierdas esta increíble oportunidad de seguir acompañando a Jack en su camino de samurai para derrotar a Aku y convertirse en el guerrero del pasado, presente y futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.